VIVIENDA RÚSTICA

LA OPORTUNIDAD DE LO PRIMITIVO

 

 

En lo alto de una colina dominando toda la costa de Marbella, nos encontramos con una añeja construcción agrícola . Caracterizada por sus gruesos muros, cubierta a dos aguas y pequeños huecos de fachada de construcción tradicional.

Para garantizar su habitabilidad la primera decisión que se toma es la sustitución total de las cubiertas, ya que se encuentran en un estado muy deteriorado. La nueva cubierta es de teja y se compone por dos faldones cuyas direcciones de su pendiente son perpendiculares entre sí.

plano2

Los muros de piedra existente se mantuvieron en buenas condiciones, por lo que se respeta su geometría utilizándose como soporte para la nueva construcción. Quedando como testigos de lo primitivo, de la vivienda que anteriormente estuvo allí, otorgando una nueva «vida» a la antigua casa.

Planos1

La fachada se trata abriendo grandes ventanales que dan acceso al exterior,  además de dotar de gran luminosidad y amplitud a los espacios.

render

El interior se rehabilita integralmente. Se redistribuye creando una clara división entre la zona diurna y nocturna. Un gran espacio común alberga cocina, comedor y salón. Los dormitorios se cualifican integrando armarios empotrados o vestidor.  Se proyectan todas las instalaciones y electricidad.

render2